FANDOM


El fascismo anti-nazi es la forma o política de fascismo que se opone al nazismo, generálmente a su doctrina racista e ideas de supremacía racial aria. También es aceptada como una forma de oposición y lucha contra el imperialismo alemán o de antigermanismo.

Caracterizó el fascismo de los países blancos del Este o del bloque oriental, controlados por el Imperio del Japón, durante la Guerra Fría, como un arma para evitar que esos países cayeran en el nazismo, de mucha popularidad. Las repúblicas de la Patria Grande también se vieron empapados del mismo, a pesar de no existir una nación germánica pro-nazi en ella.

Sin embargo, el fascismo anti-nazi no nació ni en Japón, ni en Asia ni en los países blancos del imperio japonés, sino en Austria. Bien entrada la segunda mitad del siglo XX, toda forma de antinazismo había sido reemplazada por la del fascismo.

Países blancos del Este

En los países blancos del Este, es decir, títeres del Japón (Australia, Nueva Zelanda y Pacífica), el nazismo empezó a ganar mucha más popularidad que los gobiernos títeres fascistas instaurados por los japoneses. La razón era muy simple: el racismo blanco. Los partidos nazis orientales querían la independencia absoluta de la raza aria. A medida que la popularidad del nazismo aumentaba, los japoneses, temerosos de una rebelión blanca racista/nacionalista a gran escala, empezaron a limitar la democracia en estos países fascistas con fraude en las elecciones, al no poder prohibirlos por las razones ya mencionadas.

Para evitar la guerra civil, había nacido el fascismo democrático en las naciones blancas orientales.

Rusia

Sin embargo, en Rusia las cosas eran bastante distintas: los rusos son un pueblo eslavo, considerado inferior por los nazis. Esto llevó a que el Partido Fascista Ruso, tras la caída de la Unión Soviética, se alejara de sus símbolos nazis y adoptara más la simbología fascista original y la tradicional rusa. Fue el único país blanco del Este en ser unipartidista y abiértamente anti-alemán y anti-germánico.

Países no-arios o no-blancos

El antinazismo fascista en los países no-blancos o no-arios se dio casi exclusívamente en la periferia, es decir, en los países orientales que limitan con Occidente, mas no en los de regiones alejadas (como China o Indochina, aunque existían simpatías). La razón era detener los grupos rebeldes nativos anti-japoneses que simpatizaban con los nazis y Occidente, como los hui. Muchos de estos grupos rebeldes profesababan la fe musulmana, cuya capital religiosa se encontraba en el bloque occidental, desde donde este dirigía una jihad contra Oriente.

El Imperio Argentino